Trinidad se viste con bellos murales

En Honduras hay sitios que se destacan entre los demás por sus bellezas naturales o por ser cuna de grandes hondureños, otros lugares como Trinidad, Santa Bárbara, aparte de contar con los atributos mencionados también se distingue por ser un emporio del arte popular donde las paredes de la comunidad se han convertido en sitio que adornan bellos murales.


Trinidad y sus riquezas


Hay muchas razones que hacen disfrutar de Trinidad, un pueblo de calles de piedra y casas multicolores cuyo Parque Central se convierte en pista de baile los domingos, una comunidad antigua que se precia por ser reconocida como el “Pueblo de judíos de Honduras“, característica peculiar que fue ratificada por Shimon Agour, Embajador de Israel en Honduras, otros visitan Trinidad “por amores” ya que la fama de ser cuna de personas hermosas es conocida en todo el país, en fin, hay varios motivos que hacen famosa a Trinidad, Santa Bárbara.


Trinidad y la cultura popular


Toda la belleza de Trinidad se ha visto fortalecida con el apoyo al arte popular, manifestaciones que alcanzan su grado sumo con “Las Chimeneas Gigantes“, evento donde artistas de todo el país se unen para fabricar enormes figuras con diferentes motivos las cuales son encendidas en el final del evento para que las ideas y pensamientos trasciendan de lo tangible, un espectáculo que cada año hace que miles visiten ese bello rincón de Honduras.