A sus 80 años recibe su título de abogada

El ser humano soñador se traza metas que lo mantiene en plena motivación, sin importar la edad, porque el espíritu de superación lo convierte en un triunfador. Un hermoso ejemplo es el de doña Martha Julia López Sauceda de 80 años, que aun siendo una persona de la tercera edad, alcanzó su anhelo de tener un título universitario.

Doña Martha vivió ese momento emocionante el pasado fin de semana junto a decenas de jóvenes, que recibieron sus títulos en la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH) de Tegucigalpa.

En los actos de graduación hubo aplausos, risas y llantos de alegría, porque allí coronaba una carrera en la cual sus seres queridos fueron testigos y cómplices de esos esfuerzos gratificantes de doña Martha Julia.

La octogenaria manifestó su satisfacción porque ya tuvo la dicha de hacer profesionales a sus tres hijos y aunque nunca perdió la esperanza de tener su propia oportunidad después, hoy dice con orgullo “todo lo que uno se propone en la vida, lo logra”.

“Me siento feliz y agradecida con Dios, con el Corazón de Jesús porque siempre me iluminó y me dio la oportunidad de llegar al final para graduarme”, manifestó López Sauceda, mientras lucía la toga, el birrete negro y el título abrazado a su pecho.

Ella en su juventud se graduó de secretaria comercial, en el Instituto Grey en 1956, después sacó un secretariado ejecutiva en el Alpha y secretariado bilingüe. Posteriormente graduó a su tres hijos Julio César (Ingeniero Civil), Daniel Alfredo (Arquitecto) y Gustavo Adolfo (Periodista) todos de apellido Zúniga López.