Sin techo inician clases en escuela. ¿Qué dice el bolito al respecto?

YUSCARÁN, El Paraíso. Alumnos, maestros y padres de familia de la escuela “14 de Julio”, de la aldea de El Chagüite Sur, de Yuscarán, denuncian la precaria situación de su centro educativo, que hace 40 días perdió el techo debido a los vientos que azotaron la zona montañosa.

La precaria infraestructura escolar del país mantiene a unos 35 pequeños alumnos iniciando su año educativo en condiciones antipedagógicas y sin la seguridad de lograr la reconstrucción de su centro.

Según los datos, antes del 10 de enero pasado vientos rachados desprendieron desde sus bases el techo de las dos pequeñas aulas y la cocina donde funciona la escuela “14 de Julio”, dejando a la intemperie el poco, deteriorado y obsoleto mobiliario con el que se cuenta. “Los padres de familia me notificaron sobre la destrucción del techo de la escuela, llego la mañana siguiente a retirar el material, mobiliario y libros que aún estaban en buen estado. El patronato accedió a prestarnos el centro comunal para que iniciemos las clases, mientras hacíamos todas las notificaciones de lo sucedido a la Dirección Distrital de Educación y a la alcaldía de este municipio”, explicó la maestra del centro, Jessica Johana Fúnez.

“Tenemos apenas 15 sillas para 35 alumnos, algunos comparten la misma silla porque las que teníamos antes están podridas, ya que son desde que (Rafael) Callejas fue presidente (1990-1994). Aquí no hay escritorio para guardar material, los ventanales están dañados”, deploró.

El presidente de la Sociedad de Padres de Familia, José Daniel Flores, señaló que la situación de la comunidad es de mucha pobreza, por lo que muy poco o nada se puede colaborar con el centro educativo. “La escuela cubre esta zona de Chagüite Sur, caserío El Tablón y El Aceituno, se está utilizando el centro comunal, pero los niños salen temprano, ya que no hay sanitarios y los niños van al monte a hacer sus necesidades”, señaló.

La escuela “14 de Julio”, ubicada en El Chagüite Sur, ya contabiliza más de 40 días de encontrarse sin techo, no cuenta con suficiente mobiliario y al igual que el jardín de Niños Pequeños de Oriente que funcionaba dentro de las mismas instalaciones, fue trasladado a la vivienda de la facilitadora que tiene una matrícula de diez infantes. (CR)