Panamá, primer país de Centroamérica en prohibir las bolsas plásticas

Panamá. – El Parlamento de Panamá aprobó el pasado jueves una ley pionera en Centroamérica que prohíbe el uso de bolsas de plástico desechable. Lo anterior queda vigente para cualquier tipo de establecimiento comercial. La medida busca reducir en un 20 % el consumo de este material en el país.

De acuerdo con declaraciones del diputado opositor Samir Gozaine, la medida es solo un pequeño paso. “Este es un paso en la dirección correcta, pero un paso pequeño. La industria del plástico es extremadamente grande y altamente contaminante. Vamos a tener que seguir elaborando más leyes”, afirmó.

Panamá: Supermercados deben buscar alternativas

La Ley 492 tiene que ser sancionada por el presidente y reglamentada para poder entrar en vigor. Luego de su aprobación, los establecimientos deberán reemplazar progresivamente las bolsas de plástico por alternativas menos contaminantes. Por ejemplo las bolsas biodegradables, de cartón, de tela o de hilo podrían ser las opciones.

“La tierra merece vivir sin contaminaciones y puede vivir sin los humanos; pero los humanos no pueden vivir sin la tierra”, apuntó el diputado del Partido Revolucionario Democrático (PRD).

La normativa obliga a que los comercios procedan, de manera progresiva, con el reemplazo de las bolsas de polietileno. Este tipo de bolsas deben ir sustituyéndolas con otro tipo de contenedores de materiales no contaminantes. Todo ello en un plazo no mayor a 24 meses tras la promulgación de la normativa.

Lea también: Vivienda social: Un negocio de 588 millones de dólares para panameños

Bajo esta nueva ley será potestad de los comercios determinar si optan por cobrar o no al cliente por las bolsas que se comenzarán a utilizar en vista de la prohibición.

Los criterios técnicos que deben cumplir las bolsas plásticas reutilizables serán definidos por el Ministerio de Ambiente de Panamá. Lo anterior en un periodo que no exceda los 15 días calendario desdela promulgación de la ley.

La nueva legislación también contempla que los fondos captados por las sanciones que se impongan por concepto de multas serán destinados a programas de reciclaje. Los montos deberán ser definidos por la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia.

Fuente: 100noticias.com