Los bomberos también tienen su “barbie”

Joven destaca su labor como bombero voluntario, su belleza ha cautivado a los ciudadanos, su capacidad y habilidad la han llevado a realizar diversas actividades.

Con apenas 17 años de edad, se desempeña como bombero voluntario, integrante de un equipo de fútbol, deporte que realiza desde que cumplió seis años, además se prepara para emprender una carrera universitaria.

Se trata de Emily Dayana Rodríguez, su belleza, inteligencia y habilidad la han llevado a destacar con sus trabajos como bombero, su labor es de voluntaria, lleva dos años en la estación 011 Choloma, en el municipio con ese mismo nombre.

Nació en Tegucigalpa, pero ha vivido en esta ciudad toda su vida, es la segunda de dos hermanos, vive en la residencial Salamanca y viaja hasta Choloma para realizar los trabajos como bombero.

Diario El País acordó una entrevista con la joven para conocer más detalles sobre su labor, desde muy temprano antes de la hora acordada Emily estaba lista, se mostraba un poco ansiosa y con una gran sonrisa, afirmó que la disciplina y responsabilidad que ha aprendido la han ayudado en todas las áreas de su vida.
“Esta es mi segunda familia, el haber incursionado a esta estación me ha permitido conocer un mundo del que no tenía idea que existía. En ocasiones uno no valora tener padres o las comodidades que la vida nos ha permitido, pero al salir a la calle y realizar esta labor me di cuenta que hay niños sin padres, personas con muchos problemas, entendí de lo afortunada que soy y eso le enseña a uno a valorar lo que tenemos”, manifestó Emily.

Conocida como la “Barbie Bombero”, comentó que fue motivada por su papá Emilio Rodríguez, quien es subteniente de la estación bomberil en Choloma, Emily dijo que su padre desde muy pequeña la llevaba, en ocasiones cuando ocurrían emergencias y a ella le gustaba ir en los vehículos de la estación. Pero fue hasta el año pasado cuando decidió que era hora de integrar el Cuerpo de Bomberos.

“Tomé un curso que duró unos cinco meses, al principio se inscribieron más de 100, lo más interesante es que había varios jóvenes en riesgo social y decidieron integrarse, ahora prestan servicio a la sociedad. Venía los domingos porque tenía que coordinar el tiempo, iba al colegio y los días de semana hacía tareas”, expresó Emily.

Dentro de las actividades que más le gusta realizar afirmó que es el área de atención hospitalaria, desplazarse en la ambulancia para ayudar en los accidentes, dijo que su vida ha cambiado.

Muy sorprendida manifestó que ha tenido la oportunidad de presenciar y en ocasiones colaborar cuando han llegado emergencias a la estación y mujeres han tenido que dar a luz a sus bebés.