Liquidez histórica registra la banca hondureña.

Los bancos hondureños están llenos de dinero de los ahorrantes, de acuerdo a la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (AHIBA), en junio la liquidez del sistema financiero se ubicó en aproximadamente 62,000 millones de lempiras, más de 2,802 millones de dólares al cambio actual.

Tal cifra nunca antes vista en el país contrasta con la disminución que presenta la actividad comercial, mientras el sector financiero crecerá el 2015 por arriba del 10 por ciento, tres veces mayor a la proyección del Producto Interno Bruto (PIB) fijada en 3.5 por ciento.

De acuerdo al gabinete económico las condiciones están dadas para que se reduzcan las tasas de interés, lo que vendría a dinamizar una economía, pero tal aumento, además, de ser leve, será absorbido por el crecimiento poblacional, advierten expertos.

En lo que va del año, Honduras mejoró su calificación de riesgo país, producto de la estabilización de las finanzas estatales y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En opinión del presidente de la AHIBA, Roque Rivera, mejores calificaciones se traducen en bajas tasas de interés y confianza a la inversión, asimismo que “ese es un mensaje que manda al mercado. De hecho las tasas han bajado”.

“Ahorita hay niveles de liquidez históricos diría yo, porque siempre habíamos manejado niveles de entre 25,000 y 35,000 millones de lempiras; a junio 30 el nivel de liquidez del sistema bancario es de 62,000 millones de lempiras”.

“Eso indica que hay dinero, pero debería de reactivarse la demanda de crédito, porque el hecho de que haya mucho dinero, sin que esté colocado, significa que la demanda de crédito no ha retomado el nivel de crecimiento”, refirió.

Rivera aclaró que cada banco hace un análisis de riesgo “y en función de eso invierte donde cree que el riesgo es razonable”, adicionalmente, que el juego de la oferta y la demanda se encargan de fijar el costo del dinero.

Para el coordinador del gabinete económico y presidente del Banco Central de Honduras, Marlon Tabora, las tasas han venido a la baja, pero “probablemente no la que nosotros esperaríamos”.

“Seguiremos buscando algunos de los instrumentos que tenemos para tratar de garantizar que los recursos no vengan a parar al Banco Central, porque hemos identificado que ese exceso de liquidez se ha convertido en mayores depósitos en el Banco Central”. Ya que la intención es que la sobre liquidez de la banca oxigene la economía financiando proyectos o microemprendimientos.