Equipo de campaña de Juan Orlando Hernández operará separado del gobierno

Al menos nueve cambios en el más alto nivel y en otros mandos intermedios del gabinete de gobierno, estaría realizando el Presidente de la República, Juan Orlando Hernández, al iniciar el nuevo año, según ha transcendido en las últimas horas.

Se conoció que las primeras salidas de la Casa de Gobierno se procederían a efectuar de la siguiente manera: el ministro de Defensa, Samuel Reyes; el secretario de Infraestructura y Servicios Públicos, Roberto Ordóñez; la asesora de Estrategia y Comunicación, Hilda Hernández; y los viceministros, Salvador Valeriano, de Seguridad; Carlos Gunter Laínez, Mipymes, y Karla Cueva, Secretaría de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización.

Asimismo, la delegada presidencial para el cambio climático, Christa Castro; el director de carreteras de Insep, Walter Maldonado, y el embajador de Honduras en Israel, general José Isaías Barahona Herrera.

La decisión de realizar los cambios es que el gobierno y la administración pública no sean interferidos por la parte política o el equipo que dirigirá la campaña del partido de gobierno.

Asimismo, se enfatizó, que iría orientada a conformar un equipo de campaña política, separado de la parte gubernamental para evitar que la actividad proselitista interfiera en la administración pública y, a su vez, garantizar que la campaña del partido de gobierno no se mezcle con los asuntos administrativos de gobierno.

Según se informó, estos serían los primeros cambios del equipo de gobierno, unos se van porque pasan a manejar las estrategias de la campaña de Juan Orlando Hernández, y, otros porque aspiran a cargos de elección popular, en los distintos movimientos políticos del Partido Nacional.

Es tradición que a inicios de enero se conozcan los primeros cambios de altos funcionarios y sus mandos intermedios, por distintos motivos.

Los anuncios de los sustitutos de los que ahora salen se darán a conocer próximamente.

Trascendió que el Presidente Hernández lo que quiere es que la gente que esté en campaña se dedique a lo estrictamente político y se aparte de la administración pública. Y que el equipo de gobierno se dedique a la administración pública; los demás, al campo electoral.