El avión secuestrado

Miles de hondureños viajaron en uno de los aviones de TAN sin darse cuenta que dicha nave fue secuestrada años atrás en un sonado episodio de terrorismo que conmocionó a la opinión pública en 1977, nave donde corrió la sangre de los terroristas.

La revista digital Transponder 1200 publicó recientemente un artículo titulado “Todos los aviones tienen una historia…este Boeing 737 tiene algo que contar”, donde se describe la trayectoria de una aeronave que fue escenario de un famoso acto de terrorismo en la época de los 70.

El avión originalmente fue fabricado para Lufthansa y fue bautizado como “Landshut” y entre el 13 y 18 de octubre de 1977 estuvo en el ojo mundial a raíz del secuestro por parte de terroristas del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) bajo la dirección del grupo terrorista alemán Fracción del Ejército Rojo (RAF).

El avión fue secuestrado en el vuelo LH181 que cubría las ciudades de Palma de Mallorca y Frankfurt, momento desde el cual los terroristas mantuvieron como rehenes a los 86 pasajeros y cinco tripulantes de la nave, en una peligrosa situación que llevó al avión a volar por cinco días por Europa, Medio Oriente y África, los terroristas pedían 15 millones de dólares entre otras demandas, todo un drama que concluyó cuando fuerzas antiterroristas alemanes se introdujeron al avión y en 7 minutos mataron a 2 terroristas en el acto, uno se desangró y solo una terrorista sobrevivió pero la totalidad de los secuestrados salieron ilesos en una operación realizada en Mogadiscio, Somalia en la noche del 17 de octubre.

Un nuevo destino
Tras el secuestro, la aeronave regresó a Alemania, donde continuó volando para Lufthansa hasta 1985, después fue vendido a Presidential Air y rematriculado como N302XV y en 1987 formó parte de la flota de Transportes Aéreos Nacionales (TAN) de Honduras con la misma matrícula.

Luego de pertenecer a TAN pasó por varias líneas aéreas de pasajeros y de carga de Francia, Indonesia y finalmente Brasil donde la última línea aérea quebró y lo dejó abandonado en el Aeropuerto Internacional Pinto Martins, en Fortaleza.

Recientemente el gobierno Alemán anunció la compra de lo que quedaba del famoso avión donde los terroristas fueron aniquilados en 1977, este avión será trasladado en Octubre y será expuesto en un museo en conmemoración a los 40 años del suceso.