"Comida del Campo a la Mesa” entusiasma a productores

LAS TABLAS, Lepaterique, Francisco Morazán. Todas las mañanas el frío cala hasta los huesos en Las Tablas, Lepaterique, departamento de Francisco Morazán, donde la espesa vegetación y las plantaciones de legumbres han convertido a la zona en un paraíso verde, que hoy se asoma con brillos de esperanza y desarrollo al programa gubernamental “Comida del Campo a la Mesa”, que abre las puertas para minimizar costos y abaratar precios.

En Las Tablas, La Brea, Monte Redondo, Quebrada Honda, Piedra Rayada, El Escarbadero y otras comunidades de esta zona, la noticia de que el gobierno del Presidente Juan Orlando Hernández se ha propuesto incentivar la producción está motivando a los pequeños productores a planificar más y mejores cosechas.

La visita del Presidente Hernández, el pasado miércoles, permitió a los productores conocer la plataforma de soporte gubernamental, que les permitirá abaratar los costos y ofrecer precios más bajos a los consumidores; por si eso fuera poco, el pueblo hondureño, por medio de ferias, podrá obtener productos frescos casi en la puerta de su casa.

En el sector de Las Tablas, aledaño a Lepaterique, hoy se respira un ambiente de esperanza y desarrollo, “porque con la visita del Presidente Hernández hemos visto interés en apoyar a los productores”, dijo Santos de la Paz Silva, mientras limpiaba su cosecha de lechugas, que está a punto de salir al mercado.

En una parcela cercana, el riego con manguera permite que las lechugas vayan adquiriendo la firmeza, el sabor y el color que encanta en la mesa, y que hoy pone a Lepaterique como un productor de legumbres por excelencia.

“Nos gusta que, con lo que el gobierno ofrece, podemos aminorar los costos de producción y eso puede permitir que el consumidor tenga mejores precios”, comentó Silva.

El programa “Comida del Campo a la Mesa” tiene como objetivo facilitar la producción agrícola, con financiamientos blandos, asesoría técnica y ferias que permitan a los productores obtener mayores ganancias, evitando a los intermediarios y favoreciendo a los extremos: productor y consumidor.

Los productores de Lepaterique dijeron que necesitan financiamiento para flotas de vehículos que permitan el traslado del producto, mantener las carreteras en buen estado, organizar ferias para que los productores vendan sus productos frescos a precios accesibles, favoreciendo al consumidor, y otras medidas de desarrollo.

“Nunca habíamos tenido promesas de un presidente, y ver que se convierten en realidad en cuestión de horas”, dijo Silva, en el momento que observa que su amigo Carlos Silva fumiga una plantación de repollos que en dos semanas estarán a la venta en el mercado nacional.