Cayaguanca, “La Piedra que mira a las estrellas”

Honduras está llena de sitios de impresionante belleza y muchos de ellos son recordatorios de tiempos precolombinos cuando las únicas fronteras eran hasta donde alcance la vista, uno de esos sitios recuerda el amor de Cayaguanca en “La Piedra que mira a las estrellas”.

Una montaña que se eleva a 1600 msnm cuenta con un punto llamado El Peñón o La Peña de Cayaguanca, sitio desde donde se domina el horizonte de Honduras y El Salvador, un paisaje donde se entiende que las fronteras son solo invención del hombre.

Para llegar hay dos caminos, uno en Honduras y es tomando el desvío de la aldea San Rafael en Ocotepeque y desde El Salvador desde el pueblo de San Ignacio, ambos recorridos que se deben hacer a pie.

La leyenda de Cayaguanca
En tiempos remotos existió una bella princesa la cual era pretendida por muchos, entre ellos Cayaguanca quien se distinguía por ser un hombre hermoso y hábil guerrero y cuyo único defecto era ser pobre, sin embargo era él quien hacía latir el corazón de la princesa y ella le entregaba su amor.

Una vez el padre de ella se dio cuenta del amorío mandó a capturar a Cayaguanca a quien envió a ser amarrado en la roca de la cima del cerro, ahí sufriendo de hambre y frío lloraba y clamaba el nombre de su amada, tanto lloró que sus lagrimas labraron esa parte del cerro dejándolo como hoy.