Cambio climático y Ley Antibullying en iniciativas del Congreso Infantil

Iniciativas para enfrentar el cambio climático, reglamentar la Ley contra el Acoso Escolar, conocida como Ley Antibullying, la alimentación escolar, la seguridad en los centros educativos, el pacto por la infancia y la utilización del tiempo libre en la época de las nuevas tecnologías, son partes de las iniciativas aprobadas ayer martes durante la celebración del XXI Congreso Infantil, denominado “Quiero un buen nacer, un buen crecer y un buen vivir en mi país”.

En ese sentido, los 128 diputados del vigésimo primer Congreso Infantil, demandaron frenar la violencia, el acoso escolar, el calentamiento global y una ley de vigilancia en los hogares y centros educativos.

Uno de los niños, diputados de Francisco Morazán, presentó una moción para que las autoridades promuevan mecanismos para frenar la violencia en el país.

La protección y cuidado de la niñez, mejores centros educativos, más material y otros requerimientos para las escuelas públicas, figuraron entre muchas iniciativas planteadas por los pequeños diputados.

Una representante del departamento de Santa Bárbara, occidente, María José Ramos, presentó una iniciativa orientada a pedir la creación de una ley de estricta vigilancia en los hogares y centros educativos, financiada por el Estado, para que la niñez tenga “un buen nacer, un buen crecer y un buen vivir”.

Ramos dijo que los niños hondureños “no tienen el privilegio de poder disfrutar de sus derechos, andan en la calle”, pues en muchas ocasiones en sus hogares “son maltratados” física, sicológica y emocionalmente”.

Abogó también por la aprobación de leyes a favor de la educación y la salud para que “todos los niños podamos disfrutar de los mismos derechos”.

Los pequeños diputados también exigieron la creación de una ley para combatir todo tipo de violencia, acoso y discriminación de los centros educativos.

La moción para frenar el acoso escolar fue presentada por el representante de Francisco Morazán, José Antonio Molina, quien argumentó que los niños y jóvenes tienen derecho a vivir sin agresión e intimidación física.

Molina también abogó por la aprobación de iniciativas que ayuden a frenar el calentamiento global, pues es un “problema que está afectando al mundo”.