Artistas hacen que capitalinos olviden sus penas

Ante el tenso ambiente postelectoral que se vive en Honduras, muchos compatriotas tratan de realizar sus tareas diarias de manera normal, con lo que contribuyen a que la economía no siga en declive.

En algunos sectores como El Paseo Liquidámbar y la Plaza Central “Francisco Morazán”, en el casco histórico de Tegucigalpa, los ciudadanos no han parado sus actividades económicas, artísticas y culturales.

Con el fin de contribuir a la paz y armonía entre los hondureños, especialmente los capitalinos, la Orquesta de Cámara Vivaldi ayer martes tuvo una presentación en la Plaza Central de Tegucigalpa, donde interpretaron varias melodías. El “show” generó muchos aplausos por parte de peatones que se agruparon para escuchar la música de Ludwig Van Beethoven y Richard Strauss, entre otros.

Franklin Rodríguez, director de la orquesta, explicó que llevan más de 10 años de realizar conciertos en varias ciudades de Honduras, también han estado en Guatemala, Nicaragua y en octubre pasado regresaron de una presentación en una universidad de Estados Unidos.

Agregó que subsisten gracias a algunas actividades que realizan, y al esfuerzo que hace cada uno de los miembros. Comentó que han gestionado apoyo al gobierno y a algunas empresas, pero que hasta ahora no han obtenido respuesta.

Mientras un grupo de capitalinos se deleitaba con la participación de la Orquesta de Cámara Vivaldi, en el centro de la capital, también se podían observar actuando a otros artistas, que también aportan su “granito de arena” para que la población se distraiga y olvide las penas generadas por la situación que atraviesa nuestro país.